Los cuentos

A nuestro peque le encantan los cuentos, se divierte mucho, se fija mucho y ya empieza a pasar páginas y nombrar alguna cosa.

 

Han sido un gran descubrimiento y hemos ido ampliando la biblioteca rápidamente.

 

La colección “de la cuna a la luna” de la editorial Kalandraka fueron los primeros que notamos que se fijaba y le encantaban.

 

Empezamos con “Luna” y al recitarlo en forma de canción, se fijaba, sonreía y se concentraba mucho.

 

A este título, siguieron muchos otros de la colección, “Limón”, “Violín”, “Miau”, “Cinco”, “Árbol”, “Cocodrilo”.

 

Pero llegó un momento en el que parecía que ya se aburría un poco, y cambiamos a los típicos cuentos de animales.

 

Y luego llegó “El Pollo Pepe”, y alucinaba.

 

Debido a que dejamos de practicar algunos durante unas semanas, se le “olvidaban” algunas palabras que antes decía.

 

Así que ahora vamos rotando un poco de todo, pero le siguen gustando más los de siempre, los que conoce.

 

Parafraseando a Albert Einstein: “Si quieres que tu hijo sea inteligente, léele cuentos, si quieres que sea más inteligente, léele más cuentos”.